¿Bendita rutina?

“¡Qué ganas tengo de que terminen las Navidades y poder volver a la rutina!” Seguro que esta frase os suena ¿verdad?  Esta última semana se la he oído decir a muchísima gente a mi alrededor. Pero ¿vosotros creéis que realmente queremos volver a la rutina?  

Sí, es cierto que las Navidades pueden resultar un poco agobiantes por todos los compromisos que llegamos a tener y por todos los sprints que hemos tenido que hacer. Y sí, también es cierto que hemos tenido una comida y cena tras otra y que los turrones nos salen ya por las orejas (yo tuve gripe así que turrones, por suerte o por desgracia, he comido pocos). Pero que tengamos ganas de volver a la rutina…tengo mis dudas.

Después de un periodo de fiestas o de vacaciones, es muy fácil deprimirse y sentirse desganado a la hora de hacer cosas.

Por eso que hoy me he animado a escribir un post sobre cómo combatir la rutina, o al menos, así es cómo intento adaptarme yo de nuevo a ella. Ahí va algún consejillo. Obviamente no todos os servirán así que coged el que más fácil os sea llevar a cabo y…siempre sin agobios.

Una semana de adaptación, planificarse, ser positivo, visualizar el día, enfocarse en los mejores momentos de la rutina, tener una buena alimentación, hacer ejercicio, vivir el momento presente.

  • Tómate una semana de adaptación. Es decir, es muy normal que esta semana te cueste más que las que seguirán así que simplemente debes ser consciente de ello y avanzar lo que puedas poco a poco y sin remordimientos.
  • Aprovecha la primera semana para planificarte y organizarte. Los cambios drásticos nunca son buenos por lo que sugiero que te fijes objetivos realistas que puedas ir cumpliendo a corto plazo. Por ejemplo, yo he apuntado: volver a comer sano y equilibrado y retomar mi rutina de ejercicios y yoga.
  • Mantén una actitud positiva. Lo sé, no es fácil. Por eso debes hacer cosas que te hagan sentir feliz como dedicarte algún momento del día (un baño al volver del trabajo, leer, etc.).
  • Dedica unos minutos por la mañana a visualizar cómo va a ser tu día de manera optimista. No solo te ayudará a afrontar el día con más ganas y a darte cuenta de que el día que te espera no es tan malo sino que además puedes aprovechar para levantarte antes y tomarte el desayuno con calma. A mí esto último me cuesta muuucho pero reconozco que me encantaría levantarme antes y es uno de mis objetivos principales de este año 😉 
  • Enfócate en los buenos momentos de la rutina. Toda rutina tiene sus partes buenas, de hecho todos la estábamos esperando estas navidades ¿no? (jaja). En mi caso, la hora del gimnasio al medio día, es mi momento perfecto para romper la jornada laboral y me encanta.
  • Céntrate de nuevo en una buena alimentación y haz ejercicio. Está demostrado, una alimentación sana y equilibrada y unos hábitos saludables te ayudarán a sentirte mejor. Personalmente, es un objetivo que me he marcado porque creo fielmente que encontrarme bien conmigo misma me ayuda a encontrarme bien también con los demás.
  • Por último y creo que es clave: siente el aquí y el ahora. No pienses en tus vacaciones de Navidad o en tu familia si ahora la tienes lejos porque solo te traerá melancolía y te costará más avanzar. Sé que es difícil, por eso en mi caso hacer yoga me ayuda a detener mi mente en los momentos presentes. Eso es algo que se trabaja por eso cuando pienso en el pasado me digo “Carol, ahora pensar en esto no te aporta nada bueno, céntrate en el aquí y el ahora”.

Como veis, algunos son muy fáciles de aplicar, ¿no? Espero que estos tips os ayuden un poquito a llevar mejor la semana y sii tenéis la oportunidad, ya me contaréis 😉

FELIZ LUNES y gracias por leerme 🙂

Algunas fotos de mi rutina, la mayoría haciendo ejercicio como no…

Haciendo ejercicio

 

fullsizerender-1

 

img_3364

 

img_2325

Compártelo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario