Conquistada por una vida sana

¡Hola!

Hace muchos días que me apetecía contaros cómo poco a poco me he visto seducida por una vida sana [tips al final del post].

Después de 7 años viviendo en Zaragoza entre remolinos de emociones, mala alimentación, fiestas y una vida completamente sedentaria, volví a Andorra para quedarme.

Lo típico… me apunté al gimnasio para conocer gente ya que como sabéis cuando te vas de un país por un tiempo, nada vuelve a ser lo mismo.  Al principio me costó. Me daba vergüenza empezar y entrar en las clases donde había chicas que llevaban días bailando una misma coreografía y movían sus cuerpos a la perfección (muchos de ellos eran esbeltos). Por el contrario, yo parecía un pato fofo y mareado. Probé alguna clase pero no era constante y siempre me “daba mucho palo”.

Así que cambié de estrategia y me puse a correr en la cinta. Había oído que hacer running no solo estaba de moda sino que además adelgazaba.

Por otro lado y casualmente (y ahora comprendo las casualidades) empecé a conocer quien ahora es mi novio. A Jordi le encanta el deporte, y sus ganas de vida son tan grandes que rápidamente me acabó contagiando.

Sumando una cosa y la otra el resultado es el que estáis viendo 🙂

Cuando entras en la espiral de la vida sana, no hay quien pueda salir de ella.

Empiezas haciendo deporte, sigues con una alimentación sana para obtener mayores resultados y te sumerges en todo tipo de hábitos saludables no solo físicos sino también mentales.

Son tantos los beneficios de llevar una vida sana que fácilmente te dejas conquistar ¡Os lo aseguro!

Y para ponéroslo todavía más fácil, os dejo algunos TIPS que a mí me ayudan a seguir con mi rutina healthy:

  • Antes de apuntarte al gym y ahora que empieza el buen tiempo, ponte primero en forma al aire libre (corre, haz bicicleta, etc.). De esta manera empezarás a sentirte bien contigo misma y más confiada para empezar en el gimnasio. (Con la misma finalidad también te recomiendo que leas mi post “yo me quiero”).
  • Evita los hidratos de carbono por la noche, mejor si tomas proteína.
  • Acelera tu metabolismo ampliando tus ingestas de comida a 5 veces por día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Dejar de comer es uno de los mayores errores (a mí me costó entenderlo).
  • Permítete un día a la semana de cheatmeal para comer todo aquello que te gusta pero que durante tu rutina sana no puedes comer (pizza, raclette, etc.)
  • Elimina el alcohol y reduce las bebidas con gas como la Coca Cola (si no te apetece beber agua yo tomaba mucho Vichy).

¡Vamos, déjate seducir tú también por una vida saludable!

Os dejo alguna foto de mí hace unos 5 años aproximadamente, antes de iniciarme a la vida sana. De ahora ya tenéis unas cuantas en mi instagram 😛

Carol-antes

carol-antes-2

Carol-antes-3

Carol-antes-4

Compártelo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 Comment

  1. Lidia says: Responder

    La verdad es que parece muy fácil tal como nos lo explicas 🙂 Será cuestión de aplicar tus Tips y echarle ganas 😉 Gracias Por tus consejos, nos son muy útiles 😀

    1. theslowconcept says: Responder

      Eso, las ganas nunca deben faltar 😉 Y aplicando algunos de los consejos verás cambios y tendrás ganas de más :*
      ¡Gracias Lidia!

Deja un comentario