Mi experiencia tras la lectura “La magia del orden” de Marie Kondo.

¡Hola de nuevo!

Como algunos de vosotros sabéis, este año está siendo para mí un año de muchos cambios (¡no se equivocaba el vidente que visitamos en la India!), y, aunque bien recibidos, necesito poner un poco de orden en mi vida.

Exacto. De “ORDEN” va este nuevo post, y en concreto sobre mi experiencia tras la lectura del libro “LA MAGIA DEL ORDEN” (de la japonesa Marie Kondo).

Esta vez empiezo sin más preámbulos:

En primer lugar, “La Magia del orden se basa en 4 principios básicos” (abstenerse de leer aquellos que no quieran que les haga de spoiler ;-))

  • Antes de ordenar, primero hay que tirar.
  • Algo que os sonará un poco extraño…deberéis haceros constantemente la siguiente pregunta ¿Me hace esto realmente feliz?
  • La clave: ordenar por categoría y no por habitación (yo me moría de ganas de hacerlo por habitación, pero no.)
  • Todavía más insólito…deberéis despediros de aquellas cosas que tiréis y dar las gracias por el uso o no uso que os ha dado.

Pero, ¿Cuándo empezar a ordenar?

Antes de comprar el libro leí varias opiniones y mucha gente proponía ordenar mientras se lee, es decir por capítulos. Mi consejo, es más bien otro: acabar el libro y ponerse manos a la obra. ¿Por qué? Pienso que es importante tener una visión completa del libro antes de empezar. Además, a medida que vas leyendo tu motivación también irá creciendo.

Ordenar tu casa en un solo día. Error.

No quiero echar por tierra el libro de Marie Kondo, si bien es cierto que la metodología es buena, creo que se equivoca en ordenar la casa en un día. Yo lo hice en dos fines de semana y me fue muy bien:

  • El primero lo dediqué a la ropa, zapatos y bolsos. Incluí trapos de cocina, mantas, sábanas, etc.
  • Y el segundo fin de semana me puse a ordenar todos los utensilios de cocina, cajones del salón y baño; en definitiva todo aquello a lo que la autora le llama “komono” (cosas que tenemos repartidas por cajones, etc.). El papeleo, libros, cartas, fue lo último que ordené.

Para ciertas personas no es tan fácil deshacerse de sus pertenencias por eso pienso que es importante dejarse un tiempo para la reflexión. Tirar y ver cómo esta nueva circunstancia de orden está influyendo en tu vida. Pienso que es importante conocer cómo afecta en nosotros el hecho de revolver entre nuestras cosas y eliminarlas para siempre de nuestras vidas.

Alegría, tristeza, un poco de todo.

Así es, me desconcertó sentirme triste y alegre a la vez. El libro relata cómo al poner las cosas en su sitio, despedirte de ellas, hablarles, etc. las personas se sienten más felices. Sin embargo, para mí la felicidad no fue instantánea sino más bien al contrario. A medida que vas tirando ropa que ya no te pones, recuerdos que ya no tienes presentes,  experimentas momentos de alegría (que no de felicidad) pero también, por algún motivo extraño, al terminar te sientes vacío y triste. El juego “sintoísta” en el que se basa Marie Kondo, es decir, hablar a las cosas como si tuvieran espíritu o vida, es un juego que divierte mientras lo practicas pero que puede dejarte exhausta cuando terminas. Nunca ha sido fácil decir adiós.

Por tanto, sí, es una gran satisfacción ordenar tu casa porque mientras ordenas también ordenas tu mente pero a la mía, siempre le ha costado despedirse del pasado.

¿Y después de la magia del orden?

Después de la tormenta llega la calma. Deshacerte de tus bienes cuesta y las emociones son muy contradictorias. Quizás tardes en recuperarte unos días, quizás semanas o meses, pero tarde o temprano te sentirás satisfecha de haberte deshecho de cosas que ya no utilizas, de haber ordenado tus armarios, de quedarte con solo aquello que necesitas.

Hoy miro mi casa, mis armarios, mis cajones y siento paz pero confieso que he tenido que pasar por un mar de pensamientos que todavía sigo ordenando en mi cabeza 😉

Ordenar tu casa, será el principio de un camino de cambios en tu vida. ¿Os animáis a empezar?

Gracias por leerme 🙂

Carol

Algunas fotos del “antes”…

Mariekondo-cocina

Mariekondo-cocina2

Mariekondo4

  Mariekondo5

Compártelo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario