Se acerca el 2017, es hora de hacer balance…

Hola 🙂

¡Estreno Blog! Por fin, después de tantos días prometiéndome a mí misma que este mes lanzaba. Sin embargo, todo ocurre en su debido momento y al parecer el momento es hoy, un día antes de terminar el 2016.

Dada la ocasión, me gustaría empezar con un post que os invite a reflexionar y a hacer balance de este año. Porque todo final conlleva a una evaluación merece la pena valorar los mejores momentos -y también los no tan buenos- de este 2016 para proyectarnos hacia el futuro que queremos.

Intentad no ser autoexigentes con la evaluación, si nos fijamos unos objetivos a principio de año y no los hemos cumplido, no pasa nada, a veces no todo sucede como queremos, es el sentido de la vida.

Bien, este es mi balance (un pequeño resumen, vaya) al que si tuviera que ponerle un adjetivo sería: EMOCIONAL.

Mi inicio de año fue un poco amargo, marcado por el duelo de mi tío, el hermano de mi padre, que falleció para todos los Santos pero que no lloré y sufrí hasta pasar unos meses. De pronto me di cuenta que la muerte de mi tío me estaba marcando más de lo que pensaba y que de nuevo se estaban abriendo heridas en mi interior. En este sentido, después de haber oído hablar mucho sobre el tema, decidí probar la terapia Gestalt cuyo objetivo es profundizar en los bloqueos personales y ahondar en el pasado para comprender el presente. La experiencia, aunque me ayudó a entender muchos aspectos de mi carácter y que hoy me ayudan a ser menos crítica conmigo misma, fue muy intensa y acabé por dejarla (seguramente vuelva a retomarla algún día). Quizás en otro post me anime a contar cómo pasó todo, por ahora no quiero extenderme con los detalles.

Como veis, el año se empezaba a intuir algo “espiritual” tras el duelo así que el destino (porque tenía que ser este año y no otro) nos llevó en marzo a la India. Siempre había querido ir, me llamaba mucho la atención su cultura, su gente, pero no ha sido hasta el 2016 que nos hemos animado a viajar a este lugar tan especial para mí. Fue increíble, mis emociones estaban a flor de piel y mi cabeza se ponía a reflexionar un minuto sí y otro también. Aprendí muchísimo de las personas, del guía que nos acompañó durante todo el viaje y me empecé a interesar por el Yoga y su filosofía. Os dejo alguna foto al final del post, espero que os gusten tanto como a mí 🙂

Y mientras escribo, me doy cuenta de cómo una cosa lleva a la otra, porque tras el viaje a la India, empecé a tener la necesidad de mirarme hacia dentro, de buscar calma, de equilibrar y controlar mis emociones.

Así fue, entonces, como acabé apuntándome a clases de Yoga cada miércoles y apostando por una vida más saludable. No solo a nivel físico, porque me he mantenido constante haciendo deporte, también cuidándome por dentro, vigilando lo que como y lo que pienso. ¡Aquí, todavía tengo trabajo! (pero el primer paso ya lo he dado y cómo habréis visto en alguna foto de Instragram, ¡nos hemos apuntado a un curso de cocina sana y natural con Pili Borra!).

Por último y no menos significativo, en agosto dejé el pequeño estudio de 50m2 donde vivía yo sola para mudarme a casa de mi novio y sus hijos. Quisimos reformar gran parte de la casa para que me sintiera como en la mía y decorándola al gusto de los dos para formar nuestro pequeño hogar. Las obras se alargaron más de la cuenta y nos ha supuesto muchos desencuentros en general y muchos nervios pero parece que las aguas vuelven a su cauce y todo va cogiendo forma. Ahora me gusta observarlo todo y pensar que estoy abriendo las puertas a una nueva etapa de mi vida.

En conclusión, siento que todos estos acontecimientos, entre muchos otros, me están haciendo madurar y crecer emocionalmente. Siempre he sido muy sensible y veo como cada vez más tengo la necesidad de profundizar más en mis emociones y conocerme un poco más, al fin y al cabo tenemos que convivir con nosotros mismos el resto de nuestra vida.

¿Y tu año, cómo ha transcurrido? Recuerda, no ser muy crítico y valorar cada una de las cosas que te hayan pasado de forma objetiva. Seguro que puedes sacarle más de un aprendizaje a cada situación.

Ah, se me olvidaba… ¡Feliz año nuevo y gracias por leerme!

India2

India3

India4

Compártelo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

6 Comment

  1. Su says: Responder

    Continua així guapi, ets una gran persona!!!! Et desitjo un any genial!!!

    1. theslowconcept says: Responder

      Ara veig el comentari, encara no estic acostumada a com funciona;) moltes gràcies guapa, tú també ets genial, les teves classes són lo millor 🙂

  2. Paz says: Responder

    Mi año no podía ser mejor… ¡He sido madre! ¡Feliz año a ti también guapa! Espero compartir este año muchos momentos contigo, las risas están aseguradas!! Ah! Y Sara aún no conoce Andorra así que cuando empiece el buen tiempo y antes de mi boda, ¡no os libráis de nosotros!

    1. theslowconcept says: Responder

      Claro que compartiremos muchos años más juntas, Paz. Quiero ver crecer a Sara y que también conozca Andorra y mi casa sea como vuestra segunda casa. Aquí os esperamos 🙂

  3. Lídia says: Responder

    Muchas felicidades por tu primer post! Me encantará seguir leyendo tu blog y aprender a encarar la vida de una manera más saludable, menos estresante y más espiritual: vamos más slow!

    1. theslowconcept says: Responder

      Muchísimas gracias Lidi! Ya sabes la ilusión que me hace este pequeño proyecto que inicio este año. Espero vuestro feedback y que los post os gusten 🙂 A por una vida más SLOW!

Deja un comentario